Ese Querido Olivo

¡Buenas tardes apureros!

Aprovechando que la semana pasada fue la fiesta del cine, y a mí salir a ver una película es algo que cada vez me gusta más, no tenía excusa alguna para quedarme en casa por la tarde.

He de decir que me gustan muchos tipos de películas, pero es cierto que, ya sea poco o mucho, cuando se trata de pagar por ver una película soy un poco exquisita.

Por ello me decidí por ver “El Olivo”, film de la directora Icíar Bollaín, y con un gran reparto, siendo los actores protagonistas Anna Castillo, Javier Gutiérrez y Pep Ambròs.

Del reparto he de decir, que desde que comencé a ver a Anna Castillo en la serie de sobremesa en la que participaba quedé enamorada de ella, y en la película ha conseguido emocionarme y gustarme aún más, en un registro totalmente diferente al que le había visto antes. Javier Gutiérrez ya lo había visto en anteriores películas como “La Isla Mínima” donde también me encantó, y el estreno de Ambròs no podía ser mejor.

Podríamos decir que el hilo conductor de todas las tramas presentes en el film es la expropiación de los olivos milenarios que se hacen en nuestro planeta, y la cual debe dejar de realizarse de manera inmediata. Una de las escenas más impactantes, al menos para mí, fue la expropiación del olivo de la familia. Ver esa impactante imagen llega a las retinas de los espectadores con un dolor, que muy bien sabe trasmitir tanto el abuelo como la nieta. Podemos respirar tranquilos, porque esa escena fue recreada con un olivo artificial de silicona. Son muchos los olivos centenarios que son arrancados de la tierra y vendidos como adornos a otras partes del mundo, pero es tanto lo que parece ser que se gana, económicamente, que preferimos mirar hacia otro lado.

“Es que este árbol no es nuestro. No nos pertenece. Es de la historia, de la vida, de la tierra, de nuestros abuelos y bisabuelos y tatarabuelos. No es nuestro”.

Abuelo.

Si queréis aportar un poco de ayuda, para acabar con la expoliación de los olivos milenarios os dejo a continuación el enlace de la petición en Change.org de Cesar-Javier Palacios.

Petición. Acabar con la expoliación de los Olivos Milenarios. Change.org

Con lo logrado a través de esta expoliación del Olivo, la familia, en el intento de salir de aquella vida del campo, y desear un futuro mejor, consiguió el dinero necesario para poder obtener las licencias y la obra de un restaurante a pie de playa, el cual con la crisis no llegó a buen puerto.

En este breve resumen de parte del argumento de la película, podemos ver como el tema a tratar no es únicamente la expoliación, tema importante y de actualidad en nuestro país, pero no deja de lado otros temas también actuales y que no pasan desapercibidos en nuestra sociedad.

El intento de prosperar y salir del campo, lugar donde habían trabajado toda la vida todos sus antepasados, la corrupción urbanística, y las relaciones familiares son las pequeñas subtramas, que hacen que tras salir del cine pienses en todos los mensajes que la directora ha ido poniendo ante tus ojos, y reflexiones sobre como es el mundo en el que vivimos. Poder englobar todo esto en un película, hace que sea grande.

Pero la trama que más llegó a conectar conmigo fue la relación entre el abuelo y Alma, la protagonista de la película. Es una relación tan pura, de tal agradecimiento hacia quien la educó, quien le enseñó todo lo que ahora sabe, quien le hizo ser quien es ahora, que se siente con el deber de devolverle a su abuelo el gran olivo que una vez arrancaron de sus tierras.

Es tan grande ese amor, esa relación que muestran ambos personajes, que consiguen emocionarte mientras te cuentan todas las historias que se esconden detrás. Es una película que nos recuerda, que los abuelos deberían ser eternos, porque son los que más nos enseñan y quienes conectan de un modo especial con nosotros, sus nietos.

Si Alma tenía ese profundo amor hacia los olivos, fue por todo lo que le enseñó su abuelo mientras trabajaba y cuidaba de ella.

Por todo lo que os he contado, es una pelicula más que recomendada, así que si no tenéis plan para el fin de semana, podéis hacer sesión de cine y ver esta preciosa película.

Y recuerden, que no existen soñadores pequeños ni sueños demasiado grandes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s